Cuando compramos no sólo buscamos algo que nos guste o nos siente bien.

Queremos tejidos que apenas se arruguen, que no ocupen mucho en nuestra maleta, que no necesiten planchado, a poder ser con tratamiento antimanchas.

Que sequen rápido, que nos mantengan el calor corporal, que sean ligeros…

Camisetas y bolsos en los que podamos estampar una foto superrealista. Usamos botas de seguridad para el trabajo, guantes de protección, mascarillas fashion pero que cumplan la normativa…

Y además,  queremos que sean artículos económicos. Pero…

 

¿ Sabes de qué está hecha tu ropa ?

Clasificación de los tejidos textiles

 Según su origen:

 

1.- Fibras de origen natural: vegetal o animal.

2.- Fibras de origen natural procesados de manera artificial.

3.- Fibras de origen químico o sintético.

 

 

 

Fibras NATURALES de origen VEGETAL

 

 

 

Algodón

 

Sus fibras son suaves y se adaptan a cualquier tipo de prenda. Además es económico. Combinado con otros tejidos, da origen a diferentes tipos de telas como el popelín, el denim o vaquero y la tela gabardina .

 

El lino

Es uno de los tejidos más antiguos. De gran calidad y más resistente que el algodón. Ligero y fresco, aunque no muy elástico, por lo que puede deformarse si no lo cuidamos.

Otras fibras de origen vegetal que se utilizan en artículos textiles son: bambú, cañamo, yute, esparto y coco.

 

 

Fibras NATURALES de origen ANIMAL

 

 

S-134

Seda

Se obtiene de los gusanos de seda.

Es de los tejidos más caros. De gran calidad. Ligera y transpirable.

Es delicada. Necesita lavarse de una forma especial para que no se estropee.

Con ella se elaboran tejidos más complejos como el encaje o el tul.

Mohair

Es un tejido caro que procede del pelo de las cabras de angora.

Muy apreciado por su suavidad y su brillo natural.

Cálido y con alta retención de la humedad, por lo que es ideal para prendas de abrigo.

 

S-107A

Lana

Se obtiene del pelaje de las ovejas

Tejido de alta calidad, resistente y elástico.

Cálido. Ideal para el invierno.

Algo caro, aunque, el precio va en función de la calidad de los tejidos.

Alternativas a la piel animal

Las pieles sintéticas o polipiel, son una alternativa al maltrato animal, pero no son ecológicas ya que su componente base es un derivado del petróleo.

Por suerte tenemos la opción de las pieles vegetales que surgen gracias a las nuevas investigaciones y, sobre todo, debido a la concienciación ecológica y medio ambiental. 

 

S-107A
S-107A

Cuero vegetal

Ejemplos de esta alternativa que respeta los animales y el medio ambiente, son los siguientes productos:

Cuero de Hoja de Teca

Cuero de champiñones

Papel washi

Corcho 

Cuero de corteza de árbol

Cuero vegetal de fibras de manzana o de piña

Cuero vegetal de uva o de te

 

También existen fibras de origen vegetal  mineral pero apenas se utilizan en prendas de moda.

 

 

Fibras de origen ARTIFICIAL

 

 

Son fibras elaboradas a partir de materias primas de origen natural, pero procesadas de forma artificial  Generalmente son de origen vegetal o de otros compuestos vegetales como la celulosa.

Las primeras fibras textiles artificiales surgieron como una forma más sencilla y económica de obtener seda natural.

En función de las materias primas empleadas se denominan celulósicas, proteínicas o algínicas.

Fibras artificiales celulósicas. Se elaboran a partir de la celulosa el rayón o viscosa, el acetato, la tela de bambú, el modal, el lyocell o el forro de seda.

Fibras artificiales proteínicas. A partir de proteínas de origen animal o vegetal como el azlon, el ardil, la vicara o el lanital.

Fibras artificiales algínicas. Producidas a partir de una sustancia que es soluble en agua, el alginato de sodio. Se utiliza para la elaboración de tejidos calados y tramas decorativas de prendas de vestir. Al ser solubles en agua, no son lavables.

El uso de productos químicos altamente contaminantes durante la producción de este tipo de fibras hace que su fabricación resulte ecológicamente insostenible.

Además, terminada la vida útil de los productos textiles artificiales, estos no son biodegradables, y se convierten en desechos muy contaminantes.

 

 

Fibras de origen SINTÉTICO

 

 

Son materiales muy resistentes, duraderos, y absorben muy poco la humedad. Se utilizan para producir tejidos aislantes o prendas que no requieren de demasiado cuidado para su mantenimiento. También permiten crear tejidos antimanchas, repelentes de la humedad, telas antiarrugas, etc

En función del proceso químico de síntesis de estas fibras, podremos hablar de fibras sintéticas obtenidas por policondensación o por polimerización.

Policondensación: se emplean dos moléculas de componentes distintos, que se condensan originando una molécula de un nuevo producto y una molécula de agua. El resultado es un copolímero de nueva creación.

Algunos ejemplos son el Nylon, el poliéster o las fibras de PET.

Polimerización: se parte de dos monómeros que se unen mediante un enlace covalente, dando lugar a un nuevo compuesto en forma de polímero. En función de la estructura que presente este polímero, hablaremos de fibras sintéticas acrílicas, poliolefinas o elastómeros. 

Algunos ejemplos son el Acrylan, el Leacril, el Thermovyl, el Courlene, el Saran, el elastano o la Lycra.

 

Las fibras sintéticas resultan fáciles y económicas de fabricar, tienen aplicaciones muy versátiles, son resistentes y aportan una larga duración a los tejidos.

La contrapartida es que son producidas a partir de combustibles fósiles.

Dan como resultado productos no biodegradables y su proceso de elaboración es muy contaminante.

Además, cuando lavamos tejidos elaborados con estos materiales, van liberando microfibras en el agua, hasta 700 000 con cada lavadora que ponemos, contribuyendo así a la contaminación por microplásticos de ríos y océanos.

Los textiles y las alergias

Existen muchos elementos que producen alergias en las personas.

En el caso de los tejidos, la mayor parte de las veces no es la tela la que provoca la alergia, sino más bien los tratamientos químicos con la que ésta pueda estar tratada. 

Si la fibra es tratada de forma natural sin sustancias químicas se reduce notablemente la posibilidad de sufrir una reacción alérgica.

S-107A
S-107A

Aunque, también hay personas que tienen alergia a las fibras naturales como la lana, es importante conocer si dichas fibras fueron procesadas con tratamientos químicos. De este modo podemos reducir o eliminar los síntomas de alergia a los textiles.

Ahora sabes lo que compras. Se consciente a la hora de decidir. Lee las etiquetas. 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Sin embargo, tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles    Más información
Privacidad